Follow by Email

miércoles, 29 de julio de 2009

Camisa con aldaba.


En el pórtico de mi blusa

mirando mi cuello,

tus dedos diestros

llamaron a colarse

a vedados escondrijos.

Y deseosos

por traspasar cerraduras

que con recatados candados he mantenido.


Pero ellos no consideran

ni entrada,

ni cerrojo,

ni pasador denegado,

sólo su pasatiempo deben cumplir.


Caminan

se detienen,

corren,

se pasean,

se deleitan,

buscan,

peregrinan,

reposan,

se acomodan.


Que gratos soportan

los embestidos quehaceres

de cada ojal,

de cada aldaba,

de cada botón,

de cada umbral.


A la entrada de mi camisa

te convoco a saciar tu pretensión

que tus manos rasguen todo cierre,

que se transgredan las salidas y entradas,

que misteriosos pasadores

se abran paso a recibir cada uno de tus agasajos,

por trinquete que aciertes

con murmullos de inesperados besos

irrumpe por la abertura

de tu más preciado tesoro,

mi escote.


Del cuello a mis senos

dejaré puertas abiertas

sin aldabas,

ni ceñidos corpiños,

sólo mi trasparente blusa

que apremia a tus seducidos arrebatos

que con devoción atraviesen sus ávidos vestíbulos.


miércoles, 22 de julio de 2009

Mi juego


Resbalo fanfarrona 
por desobedientes senderos


Mi destino se retuerce brincando
con coqueta luz en un laberinto.

Comprometo mi desafío
de inesperado presente.
Arriesgo la traviesa aventura
abrazando coquetos mis momentos,
sin agredir ni hostigar mis juegos.

Fanfarronamente beso
acariciados recuerdos
retando al insultante futuro,
insinuante de la determinada realidad
que se alborota.

Desencadeno recreados olvidos
que en mi memoria saltan traviesos
acariciando el agredido pasado,
que insulta a mis sienes.

Compite el pasado y el futuro
ante el eminente presente,
engendro de suspiros y pensamientos.

Ofendida libertad
motivada por trozos de vida
que el viento insinuante
juega insultando a la naturaleza.

Perturbada manía
desafiando,
acariciando,
mimando
correteados concursos
de expectante destino.

Divertidos intentos
de protegerme
contra
el insinuante tiempo.

Naufragando en las temidas tinieblas
retorciendo existidos años
de brincos y esparcimientos,
con vida y muerte,
con risa y llanto,
con placenteros y festivos instantes,
con hastiados y cansados plazos,
y con el recreado
y distraído placer de este juego.

sábado, 18 de julio de 2009

De mi parte más…

Dueño de mi parte más oscura
Propietario de mi lado más brillante
Hacendado de mi lado más profundo
Terrateniente de mi querencia
Comprador de mi ardor
Cacique de mi parte más amable
Empresario de mi lado incorrecto
Patrono de mi lado más sediento
Fanático de mí arrojo
Heredero de mi sonrisa
Casero de mis besos
Timonel de mi futuro
Dirigente de mi lado insurgente
Adquirente de mi parte de adelante
Patrón de mi arrebato
Piloto de mis ojos
Ideólogo de mi parte más...

mi respuesta a Calamaro



viernes, 10 de julio de 2009

Despistada omisión


Esta distracción suya

con desconocida ingratitud

y con indiferencia postergada.


Evocando recuerdos.


Despistando tatuadas huellas

que desconoció omisiones.


Que a besos arrinconó

en un desatendido exilio.


De Abandonadas caricias.


De manos descuidadas

indolentes a desacertadas tareas.


A omitidos encontronazos

desagradecido y negado desprecio

a tanto amor y benevolencia despistada.


Caricias relegadas a desconocidos rincones

donde el desuso desatiende el juicio.


Porque la deducción es signo de torpeza

en el dilema de la imprudente cabeza.


Que la amnesia con desmesurado extravío

ha enfermado al amante exiliado.


Que el destierro pierda la desazón

y la agitación descuide el delirio.


Cecilia Marticorena Z

Julio,2009.

lunes, 6 de julio de 2009

Desasosiego.



Le propongo un romance de aventuras
con desasosiego y confusión.
Sin el malestar de la pesadilla
y con la intranquilidad del reposo.
Sin el resquemor de galanteos.
Con el anhelo impaciente
de la osada espera.
Cual poesía barata
de poema trasnochado.
Con la zozobra de lanzarse
a la aventura seductora.
Sin remordimientos ni aprietos
que de eso me encargo yo,
a probar tan agitado asunto
paladeando lo ilegal y lo ilícito.
Arriesgando la razón y la cordura.
Exponiendo la afanosa incomodidad.
Sin que cause disgusto el devaneo
y que la sosiega seducción
nos empape de impaciencia.


domingo, 5 de julio de 2009

Ladrona.


De tu apego me apropié
y como una bandida timadora
a tu pasión estafé
aunque saqueaste mi dignidad
con idolatría de usurero
de mi afición por ti me despojé,
y tu afán de salteador
desvalijó mi ternura y mi debilidad.
Como ratero hurtaste
mi débil filantropía,
como delincuente
burlaste la ley
al más preciado flechazo,
entonces ninguna humanidad resiste
el despojo al limpiar la razón.


Aunque malhechores ambos hemos sido,
tu como cuatrero, yo como carterista
 tanta ha sido la cleptomanía de afición infinita
cual bandidos de sádicos enamoramientos
que a la ley clamo usurera justicia,
aunque en tus ojos maldad no vi,
aunque los míos con predilecta afición por los tuyos
sustraje la mirada de tu corazón,
y entre saqueos mutuos de sisados apegos
no habrá corte que nos juzgue tanta adoración.