Follow by Email

viernes, 26 de julio de 2013

Lenguaje



Me preguntas:
… ¿estás llorando…?
… ¿cómo se te ocurre en esa cabecita de chorlito la idea de llanto en mis ojos?
…¿es que algún pecado se te ha pegado a la piel, o es remordimiento de conciencia por la mentira de esta mañana?

Te digo con la mano en el corazón que ya mis lágrimas se agotaron, cuando:

…cuando comentaste que pasarías a ser un desconocido hombre  y seguirías los pasos de aquel vano amor

…cuando los ojos se tornaron bizcos y grises, tus manos frías y tu piel áspera

…cuando convertiste la risa en falsa verdad y los gemidos en una desafinada canción

…cuando llegaste tarde a la cita, esa vez que a mi llanto lo defendió otro pañuelo y otras manos repasaron mi cara, y se llevaron mi maquillaje, que era para ti

…cuando convertiste mi risa en ironía y barriste tu futuro con la alegría de mis orgasmos

…cuando revelaste nuestra intimidad, que era de a dos, y la hiciste pública en la esquina del barrio

… cuando encontré huellas de apurado sexo en tu pecho y perfume a mentiras era el olor que exudaba tu ropa maloliente

…cuando la vergüenza de ser tu amante entró en mi razón y la bautizaste por nombre; Traición

¿Y ahora preguntas por mi sollozo?

Te digo:
… ¡no te ofendas conmigo Lenguaje por tomar en garantía palabras patéticas y desvelarme luego para que semejen ser etéreas! …


martes, 23 de julio de 2013

Afortunada

A pesar de la fría mañana 
una rezagada golondrina 
me avisa 
que puedo soñar 
con la primavera...

...segura estoy 
que no emigró de mis sueños...

...sacude sus pequeñas alas 
y se contempla en el espejo de mi ventana.


Su visita me revela 
que soy privilegiada.

lunes, 22 de julio de 2013

Eternidad

La naturaleza tiene vida propia
ni nace ni muere…

Porque es imposible
que una nube
pasé de SER a NO SER…

Siempre la reconocerás

en la lluvia o en la niebla…

miércoles, 10 de julio de 2013

Tiempo

Que el tiempo que te quede libre si es posible dedícalo a mí no importa que sean dos minutos o si es uno solo, yo seré feliz... reza la canción.



Podría pedir que el espacio que circunda por la vida lo arrebataras en tus manos, y modelaras para que sea tu mejor faena… y en esta sea mi presencia tan infinitamente suave y dócil como mi sonrisa. Esa cuando me despiertas por la mañana reclamando que mis ojos se abran, y mis brazos bailen al son de desperezar mi cuerpo que ha soñado contigo.


Tal vez por esto y por otras cosas, que hay sin sabor acechándome, cuando veo los breves minutos que dispone tu atención a otras y otros… aunque pienso que en tan solo dos minutos tu boca podría modular febriles palabras, las que yo haría girar en torno al instante de mirarme en tu desahogo.


sábado, 6 de julio de 2013

Irracionalidad



Siempre creyó que era un estúpido amor, que la habían encandilado un par de ojos negros y que su cuerpo se podría resistir a sus manos y a su boca.

Que esta era uno más de sus caprichos, que con un ir y venir en algún momento dejaría de partir hacia y él de aparecer, que podría pasar de un lado a otro con la misma soberbia de saberse pretendida, y así lo había programado…

Y así comenzó su deslizar tras la vida de aquel amante, día tras día cuando se miraba en el espejo en las apuradas mañanas, y se levantaba por dos tazas de café y un par de tostadas, pensaba que el tiempo la estaba convenciendo de que era el amor perfecto.

Pero todo se complicó cuando el destino le dio por enredar a su orgulloso corazón y de amor perfecto vino el  hechizo para convertir la casualidad en amor incondicional… aquél que aprisiona la vida y la envuelve entera en transparente, suave y sutil papel de arroz, y lo inmoviliza con cinta de seda, tan plácido y tibio como el mejor de los orgasmos.


Y hela aquí suspirando y mirando el atardecer, esperando que la noche oscurezca el cielo y él la encierre en sábanas y caprichos… y a ella no se le extingan en ningún tiempo los besos y el goce de rascar su cabeza para que el descanso sea el mejor desvarío de amor… y permanecer en un nuevo amanecer.

martes, 2 de julio de 2013

Nueva providencia

En una hora más de cualquier mes y año podré llamar a ese número…  el que anotaste hace unos minutos en mi agenda.

No te hagas ilusiones que sea antes… que aún intento deletrear los signos que dibujaste en su blanca hoja…

Bueno, el derrame de mi taza de café y la intención tuya por limpiar rápido, lo impidieron mis manos y el beso que plantaste en mi boca.

No sea que en los café de Nueva Providencia se nos dé por comprometer la vida en un tris y chasquidos de dedos, y se nos ablande el corazón seco por el tiempo de no vernos.


Porque si es así… déjame ver si intento dilucidar como descifro los ocho números que esconden la mancha de café, y acorto el tiempo para llamarte, antes que acabe la hora de esta fría tarde de Julio