Follow by Email

lunes, 30 de noviembre de 2009

Afonía.


Cerró la puerta,
clausuró ventanas,
dejó sombras entrar,
enumeró los días
y los convirtió en años.

Aquietó los latidos,
serenó los ojos,
con prudencia apañó secretos,
con sigilo hurgó recuerdos.

Acalló la discreción,
reservó la tranquilidad,
hizo una pausa al llanto,
al sosiego invitó en silencio

Con reserva guardó nombres,
detuvo lugares,
arrinconó fechas,
atajó momentos.

Amordazó violados labios,
aquietó torpes manos,
enmudeció un intranquilo cuerpo
memorizó cada orgasmo.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Impares.


1. Verte una vez fue suficiente.
3. Besarnos tres veces fue anhelante.
5. Mirarte durante cinco minutos fue delirante.
7. Reírme siete veces fue alucinante
9. Tomarnos las manos por novena vez fue fascinante
11. Que entre tanto y tanto con los nones tomamos el Té.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Invitación al oído.

                                                 Foto tomada por la autora


Tira piedras a mi ventana.
Salta muros y trepa mi balcón.
Descorre esa impertinente cortina.
Despide al sol y trae la luna.
Abraza mi ávido cuerpo.
Besa mi intranquila boca.
Apacigua mi insaciable sed.
Desenreda mis pesadillas.
Adorna mis salvajes sueños.
Arrópame con tus arrugadas sábanas.
Peina mis llorosos cabellos
y prende luces de eróticas estrellas.
Refresca mi acalorada noche.
Acicala y perfuma mi cuerpo.
Y en mi desgastado tazón
sirve mi café matinal.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Compromiso



En la ruta del olvido
con el compromiso de la ausencia
robo tu extravío… y te presto mi llanto.

En la ruta hacia al infierno,
con el compromiso de hechizarte
robo tus engaños… y te presto mis inventos.

En la ruta al despeñadero
con el compromiso de caer al precipicio
robo tus alas… y te presto mi cintura.

En la ruta hacia el ocaso
con el compromiso de esperar el amanecer
robo tus días… y te presto mis años.

En la ruta al desfiladero
con el compromiso del temor
robo tus pesadillas… y te presto mis sueños.

En la ruta hacia el reposo
con el compromiso del refugio
robo tus abrazos… y te presto mi cuerpo

En la ruta del entusiasmo
con el compromiso del frenesí.
robo tu boca… y te presto mis besos.

En la ruta hacia el paraíso
con el compromiso de la tentación
robo tu pecado… y te presto mi manzana.

En la ruta hacia casa
en el compromiso de amarte
robo tu cuerpo… y te presto mi fantasía.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Mi borrachera.



Abro una solitaria botella
suena y salta el corcho
como un disparo de dolor
atraviesa mi alma.

Con ansias olfateo
y al licor sorbo ávida
en la copa del olvido.

A mi boca entra a raudales
y en cataratas
mezclo mi saliva
mi lengua invita
y entra a mi cuerpo
sosegando mi tristeza.

Se cuela entre mis sabores
trepa a mi cabeza
deliro en la cordura
sobreviene el tambaleo
río y lloro, nostálgica y sensual

Abrazo amores y desamores,
te reconozco en otras bocas
pero te desconozco
en egoístas brazos.

Alucino al revés y al derecho,
confundo la razón con la ilusión,
la realidad se hace confusa
y me abrazo a la nebulosa

Floto y camino en el aire
mi andar zigzagueante es ordinario,
mi cintura se mueve al desafinado compás
de mis atontadas piernas y adormecidos pies.

La cabeza no sostengo
me atrapa la embriaguez
el licor baila por mis venas
y se pasea de la cabeza a los pies

Me turban:
trasnochados aromas,
humeantes cigarrillos
boleros desafinados
vacila mi cabeza
aunque de pie debo estar

Trepo en un remolino
el horizonte se me escapa
y con la boca sedienta
saboreo medicina y olvido.

No retengo ilusiones ni fantasías
en mi resignado corazón y triste alma,
mareadas y adoloridas permanecen
de ebria perdida en mi borrachera

y de borracha perdida en mi embriaguez.