Follow by Email

viernes, 10 de julio de 2009

Despistada omisión


Esta distracción suya

con desconocida ingratitud

y con indiferencia postergada.


Evocando recuerdos.


Despistando tatuadas huellas

que desconoció omisiones.


Que a besos arrinconó

en un desatendido exilio.


De Abandonadas caricias.


De manos descuidadas

indolentes a desacertadas tareas.


A omitidos encontronazos

desagradecido y negado desprecio

a tanto amor y benevolencia despistada.


Caricias relegadas a desconocidos rincones

donde el desuso desatiende el juicio.


Porque la deducción es signo de torpeza

en el dilema de la imprudente cabeza.


Que la amnesia con desmesurado extravío

ha enfermado al amante exiliado.


Que el destierro pierda la desazón

y la agitación descuide el delirio.


Cecilia Marticorena Z

Julio,2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario