Follow by Email

lunes, 11 de marzo de 2013

Cosecha


Foto tomada por Mi misma



  
Y el otoño se viene y con sus mejores colores.....ya asoma en el cielo con sus vaivenes de amarillos y ramas desnudas, y marca la llegada de una época de serenidad, que parece ir envolviéndolo todo en un apacible equilibrio, la noche y el día tendrán la misma duración, la luz solar comenzará a declinar y la noche se hará más larga.
El verano irá perdiendo fuerza y las hojas de los árboles comenzarán a dorarse.
Es una sensación que se percibe en el aire, en los árboles con sus aromas y texturas, en los seres que nos rodean.
En esta estación el calor disminuye, y la luz se va alejando, es un tiempo de balance, la naturaleza nos ofrece un auténtico espectáculo de color que invita a la relajación, al descanso, se prepara para el sueño del invierno, para la gran transformación que vendrá.
Las energías se preservan, se administran, los vientos del otoño limpian y barren el suelo, transportan las semillas y enfrían el aire.
Es el momento de la reserva y de la conserva, los frutos recolectados del verano, serán alimento para el invierno, se guardan sus semillas y descansamos equilibrando fuerzas.
Así como la Tierra toma todo lo que le damos y lo transforma en nutrientes y alimento para su ser, también en nosotros, lo conquistado se transforma en fuerza potencial para el desarrollo personal.
En el otoño vemos que todo termina para poder renacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario