Follow by Email

viernes, 15 de julio de 2016

Confundida

Te quiero tanto, tanto te quiero, 
que en tus brazos 
se me confunde el horizonte 
y fallece el universo.

y en secreto te digo:

canjea los ronquidos por suspiros, 
sin pensar en el por qué, 
en el cómo 
y en el cuando 

que la copa de vino
espere
el sorbo sensual 
entonces
atrapa el lucero y que deslumbre a mis canas
agudiza los sentidos 
para una tregua sin acosar los encantos

y que decline el amor
desde la infinidad del cosmos 

y entré con aroma a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario