Follow by Email

martes, 10 de mayo de 2016

Andrés




A mi Andrés

Mecer es la palabra exacta para recordarte y sentir la tristeza en mis brazos vacíos, y en el desconsuelo que quedó dibujado en mi pecho.
Arrullar para traer el canto de mi voz cuando velaba tu sueño, aplacaba tu llanto y celebraba tu alegría.
Adormecer eternamente tu caminar en los cuarenta años que escuché tu risa, tus cuentos, y de cuando levanté orgullosa mi frente maternal a todos tus logros y premios.
Acunar en mi corazón los recuerdos para alivianar la ausencia de la cuna vacía, de la palabra mamá, del brillo de tus ojos, de tus delgadas manos que transformaban papelitos en hermosas esculturas, de tus dichos oportunos e ingeniosos, y de tantos mimos que quedaron suspendidos en la palabra futuro y en mi corazón.
Trascender en tu paternal imagen, mirar tu paciencia desde el pasado, tu manera de proteger, cobijar, educar, y amar profundamente a tus pequeños cachorros.
Susurrar sin aliento mi amor a tres años de tu eterno viaje sin retorno. 
Tu mamá

No hay comentarios:

Publicar un comentario