Follow by Email

domingo, 27 de enero de 2013

Escenario



De tanto adiestrarse a ella le han crecido fantasías en sus brazos y pies,
los que ha llenado de acordes que retorna en ágiles y perfectos movimientos para regalar en el escenario.

Mueve su contextura pensando en ser sensualmente perfecta a los ojos de su público,
y entonces sus compases son la fantasía y el deleite a los aplausos que hacen eco en las tablas del mundo.

Danza y danza,
gira y gira,
entonces ella transmuta en su imaginaria caja de música,
porque el alma de la bailarina anida en todo su cuerpo que la cobija amorosamente… 



No hay comentarios:

Publicar un comentario