Follow by Email

jueves, 6 de diciembre de 2012

A diario

Te pregunto:
¿No crees que llegarás tarde a la cita?
Y tú respondes:
No, no llegaré tarde, porque la cita es contigo.

El espejo ha observado un desfile de modas
y tú has vislumbrado
a la mujer que es tu modelo a diario…
Y como cada mañana me extravío
entre la tela y mi cuerpo
para asomar mi cabellera
por la seda o por la lana,
dejando a mi sonrisa coquetear
a tu desvergonzada mirada.

Tú, delante de la bandeja saboreas
y ubicas tus labios en el borde del tazón,
entonces el aroma a café
sabor que se  dispersa por los muros,
y considera que debe aclarar,
que ha nacido un temprano día,
ya que los perezosos momentos todavía deliran
la culminación que se adosó

al cobijo de las sombras de la noche anterior


Tomada por mi misma

No hay comentarios:

Publicar un comentario