Follow by Email

lunes, 26 de noviembre de 2012

Intimidad


Eres soez, procaz, sencilla, cínica y doble.

Hurtas mis ruegos y eres solo mía.

Eres mi aplomo además de aguerrida y belicosa.

Envuelves mis sentidos y me alientas a estar de tu parte.

Te resbalas por debajo de mi piel, te afianzas en cada rincón y en cada vericueto.

Me avergüenzas.

Me intimidas.

Me haces tuya.

Me culpas.

Me escondes.

Me hablas groseramente.

Pero eres mi intimidad

Penetras mi mente y te entrometes en mi sexo.

Eres solo mía y a veces eres de a dos.

Te quiero despedir y te quiero acoger, pero ya fluyes por mi sangre.

Estás en mi razón y en mi ética, y te odio por eso.

Te guardo como secreto de estado y aunque a veces quisiera publicarte en el peor pasquín.

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario