Follow by Email

miércoles, 29 de febrero de 2012

Jamás



No podría reírme de ti
Jamás…

si me revelas tu secreto
que mis muslos tientan tus labios
y que tu lengua se seca
al pensar en ellos
que tus manos no saben de torpezas
y por tus sienes

no escurren pensamientos


¿Como voy a reír?

si mi deseo es llorar y gritar
a que tu boca acallé mi alarido
que tus manos se regocijen
repasando sus yemas por mis piernas
para ir caer en la flor que te quiere aprisionar
que se ofrece con sus pétalos maduros y llorosos meditando el susurro que darás a mi oído

y te ruego…

sigue y sigue
no pares
no te detengas
vuelve atrás
detente nuevamente
goza
grita
detente
no te detengas


y que tu lamido resbale a mi cintura
que emanará la dulce miel
siempre misteriosa  
por tantos siglos

y  que me incites
a gritar en mi vuelo a la luna
que soy la dueña del universo…
y a tu regalo lo guardo en mi vientre 
mientras miro el brillo de tus ojos
que encandila mis pupilas

y así sueñas que llegas al espacio
montado en tu propósito más sublime…

No hay comentarios:

Publicar un comentario