Follow by Email

lunes, 18 de enero de 2010

La ropa y las dudas.


Arránqueme, Señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme.

Así llegó a su vida
Clamando piedad y compasión
Harapiento y descalzo
Ajado y vejado
Soñoliento y ansioso
Demacrado y ojeroso

Arránqueme, Señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme.

Y así lo cobijó
Lo cuidó
Lo mimó
Lo acarició
Lo sedujo
Lo desvistió
Lo aduló

Arránqueme, Señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme.

Arrancó ropas
Despejó dudas
Envolvió caricias
Arrebató pasiones
Sumó fechas
Acumuló años

Arránqueme, Señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme.

Y cada año ella se promete
-No escuchar a Galeano-

No hay comentarios:

Publicar un comentario